Las frutas y Verduras son los alimentos más saludables, pero… ¿sabrías por qué son tan importantes en el día a día?

Por todos es conocido que cuando hablamos de frutas y verduras lo hacemos de dos de los alimentos más saludables. Ideales para cualquier momento del día, aportan vitaminas, fibra y por si fuera poco, hasta previenen enfermedades. Todo el mundo sabe sus principales beneficios pero, ¿los conocemos realmente en detalle?

A continuación, te explicamos por qué es tan importante tanto para ti como para tu bebé consumir frutas y verduras de manera diaria. ¡Empecemos!

Frutas y verduras, una fuente imprescindible de vitaminas

Las frutas y verduras contienen gran cantidad de vitaminas y nutrientes necesarios para el organismo. Haciendo un veloz repaso sobre sus principales beneficios, recordamos que son fantásticas para el crecimiento de tu pequeño, la reproducción celular, la estimulación del sistema inmunitario, mejora de la visión, o incluso para algo tan importante como el buen funcionamiento del corazón ¡Qué maravilla las frutas y verduras!

Pero, ¿son todas las vitaminas iguales?, ¿si consumo solo una variedad es suficiente para beneficiarme de todo ello? La respuesta es no. Dependiendo de la variedad de fruta o verdura, podemos encontrar diferentes tipos de vitaminas. Todas ellas son ideales, pero aportan diferentes beneficios para tu cuerpo. ¡Vamos a hacer un breve repaso!

Vitamina A, presente en muchas frutas y verduras como las sandías, moras, manzanas, naranjas, zanahorias o calabazas, son ideales para la reproducción celular, la mejora de la visión o el crecimiento del cabello.

Las vitaminas B1 las podemos encontrar en plátanos, peras, limones, naranjas, maíz o judías. Ayudan al buen funcionamiento del corazón, músculos y sistema nervioso.

Las Vitaminas B2 son necesarias para la producción de células rojas, el crecimiento, la reproducción o el desarrollo corporal, y están presentes en frutas y verduras como el kiwi, la soja o pimientos.

La Vitamina B3 la podemos encontrar en melones, plátanos, melocotones o en tomates secos. Es buena para una piel sana y para el correcto funcionamiento del sistema nervioso y digestivo.

La Vitamina B5, presente en plátanos, naranjas, o champiñones, favorece la producción de colesterol, fabricación de las hormonas de esteroides y además, cuida de la salud de nuestro sistema digestivo.

Las vitaminas B6 podemos encontrarlas en sandías, plátanos, espinacas o espárragos. Promueven la producción de anticuerpos para mantener el sistema inmune.

Las vitamina B9 están presentes en frambuesas, moras, uvas o vegetales de hoja verde, y son necesarias para el desarrollo del feto, la producción de células rojas o el sistema nervioso.

Las vitaminas C las podemos encontrar en limones, ciruelas, mangos, espinacas o coliflor. Protegen a nuestros tejidos y células, ayudan a la formación de colágenos

Conclusión: ¡cuando consumas frutas y verduras, qué mejor manera de hacerlo que jugando con la variedad!

Las frutas y verduras, el mejor antídoto para las enfermedades

Pues sí, ¡hablamos de uno de los mejores aliados para evitar enfermedades! Una dieta rica en frutas y verduras mejora, por ejemplo, la protección contra los trastornos del ritmo cardíaco y la producción de anticuerpos, ayudando a mantener nuestro sistema inmune. La absorción de hierro reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares y la aparición de cáncer. La ingesta de vitaminas también ayuda a nuestro cuerpo a la reproducción celular, la formación de hormonas y la estimulación del sistema inmunitario. Aquí os dejamos con un breve listado de cómo algunas frutas y verduras pueden ayudar a nuestra salud:

Manzana: Su cáscara contiene quercetina, un antioxidante con poder antihistamínico y antinflamatorio, que ayuda a prevenir enfermedades cardíacas y reacciones alérgicas.

Plátano: Esta fruta es rica en potasio, ideal para disminuir la presión arterial. Es una de las mejores fuentes de almidón resistente, un carbohidrato saludable que ayuda a acelerar tu metabolismo.

Frutas cítricas: Del limón a la mandarina, todas las frutas cítricas están repletas de vitaminas C y otras sustancias capaces de combatir enfermedades. Evitan los efectos dañinos del sol, regulan las glándulas sebáceas y pueden incluso prevenir manchas de la edad

Kiwi: Si tienes problemas digestivos, el kiwi es la fruta ideal para ti. Además, refuerza el sistema inmunitario, ayuda a prevenir el cáncer y la hipertensión.

Ciruela: La ciruela contiene un antioxidante llamado ácido clorogénico que, de acuerdo con investigadores franceses, está conectado con la disminución de la ansiedad.

Fresa: Esta fruta contiene gran concentración de vitamina C y es una excelente fuente de ácido fólico, que puede ayudar a proteger tu corazón.

Brócoli: No debe faltar en ninguna dieta. El brócoli contiene compuestos que previenen el cáncer, las enfermedades vasculares y evitan el avance de la artritis.

Tomate: Es un agente anti cáncer gracias a su contenido de licopeno.

Estos son solo algunos ejemplos cómo el consumo de fruta y verdura puede ayudar a tu salud. Ya sabes, ¡no te extrañes si en tu próximo chequeo médico, te recetan un extra de fruta y hortaliza!

La manera más divertida y sabrosa de hidratarse

La composición de agua de las frutas y verduras ronda entre un 80% y un 95%, por lo que estamos hablando del compañero perfecto cuando hablamos de hidratación.

Pero… ¿por qué es tan importante la hidratación para nuestro cuerpo? Como bien sabrás, el agua es protagonista: constituye entre el 50 y el 70% de nuestro peso corporal. Aunque no te des cuenta, constantemente nuestro cuerpo pierde agua: cada vez que visitamos al baño, sudamos o respiramos, estamos perdiendo agua. Una buena hidratación nos ayudará a mantener la temperatura, suprimir los desechos, lubricar las articulaciones o eliminar las toxinas de nuestro cuerpo. Como conclusión, el agua es imprescindible en tu día a día, y… ¡qué manera más sabrosa de hidratarte que consumiendo frutas y verduras!

Son perfectas para tu bebé

Los hábitos y actitudes, tanto alimentarios como de actividad física, se inician durante la infancia y generalmente prevalecen a lo largo de la vida. Que tu bebé adquiera desde pequeño las prácticas adecuadas de alimentación y una dieta equilibrada y saludable, contribuye a prevenir futuras enfermedades, tales como el sobrepeso o la diabetes. Resulta imprescindible promocionar el consumo de frutas y verduras, ya que entre sus infinitos beneficios, sus nutrientes son esenciales para el correcto crecimiento del niño. Recuerda, ¡una nutrición saludable hoy es salud para el mañana!

Aunque a tu hijo le cueste acostumbrarse a nuevos sabores, es de vital importancia que no desistas. El estado de salud depende de los hábitos de alimentación, y es en la infancia cuando es más sencillo adquirir esos hábitos que les acompañarán durante toda la vida. Así que ya sabes…, mucho ánimo y no te rindas.

Una explosión de sabor para el paladar

Si por si acaso todo lo que te hemos contado no hubiera sido suficiente para convencerte de que el consumo de frutas y verduras es imprescindible en tu día a día y en el de tu bebé, nos hemos dejado para el final uno de los mejores beneficios… ¡el sabor!

Solo 100% ECO y nada más

Las frutas y verduras utilizadas en Hero Baby Solo están cultivadas en huertas locales con agricultores de confianza y son 100% ecológicas. Totalmente controladas desde que se siembran hasta que alcanzan el punto perfecto de maduración, han superado más de 100 controles de calidad y seguridad.

Hero Baby Solo, 100% eco y nada más.